La Policía Local de Alhama detiene a un grupo organizado de nacionalidad extranjera


14/2/2018

Estaba reclamado judicialmente desde Cataluña por un presunto robo con violencia.

 

“La tarde del día 13 de febrero de 2017, sobre las 17:20 horas, un indicativo de Policía Local de Alhama de Murcia, mientras realizaba las funciones asignadas en materia de prevención de seguridad ciudadana por las zonas del municipio con establecimientos comerciales abiertos al público, patrullando por la calle Postigos (sita en el Centro de la ciudad),concretamente por la intersección con Rambla Don Diego, observa un vehículo de gran cilindrada, de color negro, marca Audi modelo A4 con matrícula extranjera, emprender huida a gran velocidad por la calle Postigos, llamándole la atención a este indicativo policial, instante éste, en el que escucha gritar a un vecino de Alhama, trabajador de un establecimiento comercial “me ha robado, me han robado el cordón de oro”.

Debido a esta manifestación verbal, el indicativo inicia la persecución del citado vehículo, con los distintivos acústicos y luminosos activados.

Que al percatarse de las señales luminosas y acústicas el vehículo mencionado, acelera aún más y de manera brusca su velocidad, intentando eludir la patrulla policial que le perseguía, introduciéndose en la calle Tomás Moro, continuando por la Avenida Juan Carlos I, adelantando a varios vehículos que circulaban en dicha calle, infringiendo diversas normas de circulación, poniendo en riesgo grave y concreto peligro la vida o integridad de las personas que en ese momento se encontraban en la vía (debido a las horas había gran afluencia de viandantes por las calles referenciadas), conduciendo de manera temeraria.

Que desde el inicio de la persecución, el indicativo que iba tras ellos, solicita colaboración del resto de indicativos policiales, mediante emisora directora, iniciando el Protocolo de cierre de las principales vías de escape, para interceptar el vehículo y evitar su huida.

Tras una larga persecución policial, y debido a la fantástica coordinación de los indicativos policiales restantes,(2 indicativos más), logran interceptar el vehículo en la Avda. Ginés Campos, frente al concesionario de vehículos Skoda, ya que en ese lugar habían cerrado la circulación al tráfico para que no tuviese escapatoria alguna (Protocolo conocido con el nombre de Jaula).

Una vez efectuada la detención forzada del vehículo se proceden a activar las medidas de seguridad policial para identificar a los ocupantes, proceder a su cacheo, y a registrar el vehículo, en búsqueda de elementos de prueba.

Que al acercarse los agentes al vehículo, extremando las medidas de seguridad y precauciones necesarias, observan que se encuentra ocupado por un varón que lo conduce, un copiloto y dos mujeres en la parte trasera, todos ellos de nacionalidad extranjera, siendo identificados posteriormente por los documentos que presentaban.

Durante esta intervención, otro indicativo policial se entrevista reservadamente con la víctima del delito de robo, manifestándole de forma indubitada que una de las mujeres, que se había introducido apresuradamente tras robarle, en el vehículo de color negro marca Audi, le ha cogido los testículos con las manos y al agacharse le ha cogido a su vez las manos, instante en que la otra mujer le ha tirado con violencia del cordón de oro que portaba en el cuello. Que acto seguido ha salido tras ellos  observando como le esperaban dos varones en un coche de color negro, con el motor arrancado y con matrícula extranjera, para emprender la huida.

Que ante las lesiones que presentaba el vecino de Alhama, los agentes le ofrecen los servicios sanitarios para su valoración, desplazándose al centro de salud de la localidad para ser atendido.

Una vez atendido, facilita a los agentes intervinientes el parte de lesiones en el que refleja que sufre un eritema en el cuello y clavícula izquierda, así como una contusión abdominal.

Que mientras tanto, en el lugar donde el resto de indicativos policiales se encontraban con los presuntos autores/as del delito, los agentes proceden al cacheo superficial de los autores, no encontrándole el cordón robado, que se le conmina verbalmente a las presuntas autoras para que muestren el cordón, antes de ser cacheadas por una agente policial (colaborando una componente de Guardia Civil), instante en que una de las mujeres se introduce las manos en el interior de su pantalón, extrayendo el cordón de oro que había sido robado con violencia a la víctima.

Acto seguido, se realiza un registro superficial del vehículo utilizado en la huida, en busca de instrumentos del delito o de posibles bienes muebles robados en otra actuación , no observando nada en el interior del mismo. También se  consultan las bases de datos en prevención de que el vehículo que utilizaban fuese robado, no obteniendo anomalía alguna al respecto.

Que ante los hechos acaecidos y las manifestaciones arrojadas por la víctima, se procede a la detención y lectura de derechos de los mismos, por un presunto delito de robo con violencia, y delito contra la seguridad vial.

Que se procede al traslado de las autoras y autores a dependencias policiales para confeccionar las diligencias y recabar la máxima información posible de los detenidos.

Que consultadas las bases de datos policiales se observa que tanto el vehículo implicado como las autoras y autores están implicados en diferentes robos con fuerza en la localidad catalana de Lloret de Mar, llevando las investigaciones los Mossos de Escuadra, apareciendo reseñados en Barcelona, siendo buscados por este Cuerpo Policial.

Que la sala de la Policía Local de Alhama de Murcia se pone en contacto con la Unidad de Investigación de los Mossos de Escuadra de Blanes, para corroborar la información arrojada por las bases de datos policiales. Una vez contrastada la información, se aprecia que una de las autoras tiene varias reseñas con distintos nombres que ha facilitado a los diferentes cuerpos, teniendo en vigor cuatro averiguaciones de domicilio, y cinco requisitorias de ingresos en prisión por distintos juzgados de la Comunidad de Cataluña.

Que el vehículo utilizado en  queda a disposición judicial en las dependencias de la Policía Local de Alhama de Murcia.

Una vez confeccionadas las primeras diligencias y la lectura de derechos de las detenidas y detenidos se da traslado al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, poniéndoles los detenidos a su disposición.

Desde la Jefatura de Policía Local de Alhama se quiere destacar la gran actuación policial llevada a cabo por los policías locales, los cuales han demostrado una gran profesionalidad, formación, exquisito trabajo en equipo y una gran vocación de servicio público, poniendo en riesgo su integridad física en aras de detener a los autores del delito y ponerlos a disposición judicial”

José AlfonsoToral Reina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Previous Las obras de la iglesia de Santa María en Lorca entran en su fase final
Next Ecologistas en Acción critica el agravamiento de la contaminación por ozono y piden medidas sobre tráfico e industria

No Comment

Deja un comentario